En el Código Civil Federal, se establece que nadie está obligado a un caso fortuito o fuerza mayor de conformidad con el artículo 2111 del Código Civil Federal, por su parte el Código de Comercio prevé que a falta de disposiciones de ese Código y demás leyes mercantiles, serán aplicables las de derecho común contenidas en el Código Civil Federal, por lo que la primera regla citada es aplicable para contrataciones mercantiles.

Entonces, y bajo el entorno actual, la enfermedad por el virus SARS-CoV2 (COVID-19), ha generado consecuencias comerciales y operativas, que, de facto, impiden el cumplimiento de una o varias obligaciones previamente contraídas, incumplimiento que no era previsible usando de una diligencia normal, si bien, existe una dispensa general, esta no justifica la ausencia total del cumplimiento de los contratos; ya que debe atenderse a la naturaleza de la obligación: hacer, dar, pagar.

Es necesario, antes de suspender pagos, cancelar entregas o suspender obras, consultar la naturaleza de cada obligación, frente a las restricciones decretadas por las autoridades, y las penalidades y compensaciones, que hubieran sido pactadas, y en breve modificar el clausulado de sus negociaciones para regular las consecuencias del caso fortuito o fuerza mayor.   

Regresar a Blog o leer artículos relacionados

Te invitamos a conocer todas nuestras noticias jurídicas o bien leer los artículos relacionados a este artículo.

El arrendamiento y el COVID – 19

Repercusiones derivadas del COVID-19 en materia contractual

REFORMA CONSTITUCIONAL EN MATERIA DE GUARDIA NACIONAL

REFORMA JUDICIAL

Cuentas bancarias a nombre de menores de edad.

COVID-19 Consecuencias Penales

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola, ¿En qué podemos ayudarte?