El reconocimiento a la educación sexual, en México, como un Derecho de las niñas y de los niños

El reconocimiento a la educación sexual, en México, como un Derecho de las niñas y de los niños

Escrito por Roberto Guerra

Asociado | CV roberto@zarateabogados.com

abril 26, 2021

Para hablar sobre el derecho a la educación sexual nuestro punto de origen, será la instrumentación del sistema de Derechos Humanos; en particular de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Debemos referirnos al artículo veintiséis, que en su parte esencial menciona: “toda persona tiene derecho a la educación” y “ la educación tendrá por objeto el pleno desarrollo de la personalidad humana y el fortalecimiento del respeto a los derechos humanos y a las libertades fundamentales”.

También existe un tercer aspecto fundamental de la educación como un derecho humano; el derecho de los padres como cabeza de familia, en el proceso educativo de las niñas y los niños; “los padres tendrán derecho preferente a escoger el tipo de educación que habrá de darse a sus hijos”.

En cuanto al derecho internacional, al formar parte de ellos, México se compromete a armonizar su legislación nacional para adoptar los principios de las convenciones.

Así en 2014 creó La Ley General de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes. La LGDNNA busca garantizar y obligar el cumplimiento a las autoridades en el país y regula el marco internacional de Derechos Humanos en lo que corresponde a los derechos de los menores.

En su artículo 57 esta ley señala: “niñas, niños y adolescentes tienen derecho a una educación de calidad que contribuya al conocimiento de sus propios derechos basada en un enfoque de Derechos Humanos y de igualdad sustantiva que garanticen el respeto a su dignidad humana; el desarrollo armónico de sus potencialidades y personalidad ”. Así reconoce el derecho a los padres y tutores para intervenir en la educación que habrá de darse a los menores. 

El reconocimiento a la educación sexual ante la SCJN

La Suprema Corte de Justicia de la Nación, determinó constitucional que menores de edad reciban educación sexual, como parte de la estructura de educación básica; la resolución de la Corte se sustentó en una armonización del Derecho Humano a la Educación y a la Salud en su aspecto preventivo.

En su parte esencial la resolución de la SCJN dice: “una información pertinente, adecuada y oportuna en la que se tenga en cuenta las diferencias de nivel de comprensión y que se ajuste bien a su edad y capacidad, es una de las medidas más eficaces para proteger a los menores contra las enfermedades de transmisión sexual, en especial, el VIH, asimismo, tal información es necesaria para prevenir y dar conciencia a los menores de edad sobre los daños que puede causar un embarazo prematuro ”

En el Amparo en Revisión 203/2016, la Corte, estimó que diversos artículos de la Ley General de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes, no son contrarios al interés superior del menor ni al derecho de los padres para intervenir en la educación de sus hijos.

Este precedente sentó las bases para entender que el Derecho Humano a la Educación comprende, no sólo la educación en materias objetivas pedagógicamente; también lo es la información que resulte esencial para la favorecer la  salud  física y sexual y el desarrollo de los menores; entonces el sistema mexicano considera que la educación sexual, es parte del derecho a la educación.        

También puede interesarte:

1 Comentario

  1. Miriam

    Muchas gracias por tu articulo. Reciba un cordial saludo.

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
¿Necesitas asesoría?