El aire puro que respiramos en la montaña tiene grandes cantidades de oxígeno, por lo que es muy beneficioso para nuestra salud. Sin embargo, según nos alejamos de la naturaleza y nos adentramos en las ciudades, los niveles de contaminación del ambiente aumentan considerablemente. Estos son algunos consejos que puedes seguir para ayudar a disminuir la contaminación del aire.

  • Evita quema de basura y llantas .
  • No compres artículos desechables y plásticos que no son biodegradables.
  • Recicla la basura, reutiliza o abona todo lo que puedas.
  • No tires basura en la calle, bosques y parques.
  • Comparte transporte, también es una buena forma de reducir la contaminación.